Las impresoras 3D tienen «huellas dactilares»

Anet A8 modificada imprimiendo un objeto en PLA

La Universidad de Buffalo ha publicado un estudio que desvela lo que podría ser el primer método preciso para rastrear una impresora 3D a partir de un objeto impreso por esta. De modo que las impresoras 3D tienen «huellas dactilares».

Aunque, en realidad, sería algo más parecido a lo que ocurre con las balas y las pistolas. Ya que, cada pistola produce unas estrías características únicas sobre las balas al ser estas disparadas.

El método, bautizado como «PrinTracker«, podría ayudar a los cuerpos y fuerzas de seguridad a rastrear el origen de armas impresas en 3D. Así, se podría deducir la impresora 3D que imprimió un determinado objeto.

Para entender en qué se basa el método, debemos recordar que las impresoras 3D poseen una boquilla por donde se extrusiona el plástico. Dicha boquilla se mueve hacia adelante y hacia atrás, hacia izquierda y derecha formando un patrón.

Una vez acabada la capa, se eleva la boquilla y se comienza una nueva capa a continuación de la anterior.

Como las piezas, el filamento y la electrónica no son perfectos, no logran reproducir los patrones exactamente. Producen deformaciones prácticamente imperceptibles. Pero que permanecen constantes para la impresora.

Es decir, una impresora concreta producirá siempre las mismas deformaciones al imprimir ya que las piezas, pese a no ser perfectas, siempre se comportan de la misma manera.

Más Información:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.